Principales motivos por los que mi negocio no funciona

Aunque has hecho un trabajo duro para crear tu tienda online, las cosas no están saliendo cómo tú esperabas. Estás siguiendo todos los pasos, pero las ventas no se están generando y empiezas a pensar: «mi negocio no funciona».

No desesperes, porque no todo está perdido. 

Ya sabemos que has dedicado mucho esfuerzo e ilusiones para encontrar el producto que mejor satisfaga las necesidades de tus clientes potenciales. Has construido una tienda online bastante aparente y has puesto incluso algunos anuncios para empezar a generar tráfico hacia tu ecommerce. 

Sin embargo, algo está fallando porque las ventas no se están produciendo. 

Pues en este post te vamos a explicar cuáles son los principales motivos que hacen que tu negocio no venda y cómo puedes revertir la situación

Los fallos más habituales que hacen que mi negocio no venda

Entendemos que tienes suficiente tráfico web, pero que tu problema se encuentra en la tasa de conversión, ya que llega mucha gente hasta tu tienda online pero nadie compra. 

Por eso, vamos a ver cuáles pueden ser las principales razones de que esto suceda con mucha frecuencia. 

Errores de diseño web

Aunque no es necesario tener una tienda online completamente terminada para empezar a vender, sí que hay algunos fallos de diseño web que pueden arruinar la experiencia de compra de tus usuarios

Vamos a ver cuáles son esos fallos que pueden provocar que tu negocio no funcione: 

  • Errores ortográficos: dan una imagen horrible y suelen ser la razón principal por la que la gente desconfía y no compra en tu tienda. Así que evítalos a toda costa.
  • Enlaces rotos: cuando pinchas en un enlace a un producto en concreto o a una sección, y el enlace no funciona, la desconfianza se apodera de tu posible comprador. Y eso hará que no se atreva a comprar. Así que revisa que todos los enlaces estén operativos. 
  • Fotografías que no cargan: otro desastre para la confianza, que arruina la experiencia de usuario e impide las ventas. Por lo tanto, asegúrate de que todas las imágenes se visualizan correctamente.  
  • Colores de tu tienda online mal elegidos: las combinaciones de color de tu ecommerce son más importantes de lo que tú crees. Sobre todo porque hay tonos que favorecen las ventas, mientras que otros son dinamita para la conversión. Estudia cuáles son más acordes a tu imagen corporativa y cómo puedes aprovecharte de ellos para lograr más ventas. 
  • Imagen del banner principal de escasa calidad: recuerda que lo primero que capta la atención de tus usuarios es la imagen principal o banner que se encuentran nada más aterrizar en tu ecommerce. Uno de los motivos por los que tu negocio no vende es porque esa imagen es de mala calidad o no expresa el mensaje correcto. 
  • Menú poco intuitivo: el menú está pensado para que el cliente encuentre lo que busca. Así que no se lo pongas más difícil de lo que ya es. Además, recuerda que en el menú deben figurar secciones básicas como la de DevolucionesEnvíoSobre Nosotros e Información de Contacto.

Fallos estratégicos que hacen que mi negocio no venda

Además de los problemas de diseño web, también hay otros problemas de índole más profunda, que te detallamos a continuación: 

  • No destacas tus fortalezas: si tienes el envío gratuito, anúncialo a lo largo y ancho de tu tienda online mediante banners y mensajes destacados. Al fin y al cabo, se trata de una de tus ventajas competitivas y tus clientes en muchos casos ni se enteran de ello. 
  • No sitúas en un lugar preferente tus productos más rentables: otro detalle que muchos empresarios del ecommerce olvidan es el de poner en el sitio más accesible de la web una selección de productos que interesan vender (ya sea por su mayor margen de beneficio o porque se van a pasar de moda). Nosotros te recomendamos que sitúes estos productos destacados en la parte superior de la página de inicio o justo debajo de la imagen del banner principal. 
  • No amplías tu catálogo de productos: otro fallo estratégico bastante habitual, que hace que tu negocio no funcione, es contar con una escasa gama de productos a la venta. Si un posible comprador no tiene una suficiente variedad de productos, es posible que desista de comprar en tu tienda y se marche a la competencia. Por esa razón, conviene que todas las categorías estén bien surtidas de productos.

Extraído de nota publicada por Ricardo Botin del 21-11-2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *