5 consejos sobre descripción de productos para vender más (+ ejemplos)

Escribir una buena descripción de un producto dentro de tu tienda en línea no es tarea fácil. ¡Imagínate si tienes que hacerlo con cientos o miles de ellos!

En ellas se debe conjugar información, persuasión y optimización para SEO. Sin duda es un cocktail a menudo complicado de conseguir y a veces acudimos a ejemplos de la competencia.

Eso por no decir del error más cometido: copiar literalmente la descripción de producto de nuestro proveedor, ¡grave error penalizable por Google!

¿Qué factores tener en cuenta para crear una potente descripción de productos?

Antes de ver cuáles son nuestros mejores consejos, debes contemplar (y nunca olvidar) estos factores clave:

✅ Concentra tus esfuerzos en tu comprador ideal 

Piensa e interioriza esto:

Si hablas a todo el mundo, nadie se sentirá identificado con lo que dices

El principio de empatía es vital en estos casos.

Lo que tú estás buscando es que tus visitas se conviertan en compradores e incluso en fans de tu tienda y sigan todo lo que tu marca haga, tanto «off» como online

La mejor descripción de un producto es una conversación con una única persona, cliente ideal, y esta debe ir orientada a abordarlo de  manera directa.

✅ Habla de forma sencilla y olvida los tecnicismos

Cuando vendemos productos en nuestra tienda online, nos emocionamos dando detalles sobre las especificaciones, pensando que «más es mejor» siempre.

☝🏻 Pensamos que cuanto más adornemos y más tecnicismos tenga nuestro contenido mejor se verá.

Pues es todo lo contrario.

Destierra estas creencias ya que cuanto más específico seas mejor. Tu cliente no está en tu piel y no conoce tu empresa, ni las palabras técnicas tan bien como tú.

Cuéntale sus beneficios y lo que mejorará su vida tu producto casi como si se lo estuvieras contando a un amigo o familiar. Lo minimalista triunfa simpre.

✅ Muestra tus productos en una situación cotidiana

Una situación del día a día en la que tu lector se pueda sentir identificado. 

Si quieres vender un sofá piensa en qué situación cotidiana puede hacer uso tu potencial comprador.

→ Después de un día duro, estás deseando llegar a casa, quitarte los zapatos y “zambullirte” en tu sofá. 

→ Un domingo de descanso en familia es sinónimo de: sofá, palomitas y Netflix. Y, si el frío aprieta, ¡una buena mantita!

Introduce en tu textos estos guiños a tu lector. Hará que tu ficha de producto sea más persuasiva y que tu cliente se sienta identificado.

De nuevo volvemos a generar empatía.

Haz que tu lector se imagine lo que sentirá usando el producto 

5 ejemplos y trucos de descripción de producto para vender más

Para que entiendas mejor los trucos y consejos que te ofrezco en este artículo voy a usar de ejemplo descripciones de producto para una tienda de ropa, ya que es el sector más popular y más universal.

Pero no te preocupes si tu tienda se dedica a otra industria.

Este post te resultará igualmente útil.

1. Elige el nombre del producto más adecuado

El nombre del producto es tu título de presentación, así que escógelo cuidadosamente.

En general, hay dos estrategias para definir un buen nombre que forme parte de la descripción de un producto.

Si en tu tienda online ofreces productos pertenecientes a una categoría que puede encontrarse fácilmente en otros comercios –por ejemplo, una tienda de ropa online–, ponle a tus productos un nombre único que les identifique, que sea algo sugerente y que llame la atención, y que a la vez describa con acierto y honestidad la esencia del producto.

Un buen ejemplo de esta estrategia es la tienda online de moda Nasty Gal: la mayoría de sus prendas podrían pertenecer a cualquier otro comercio si no fuera porque el nombre de producto las convierte en prendas únicas al primer vistazo del usuario.

Y a la vez sus nombres de producto sintetizan su esencia a la perfección.

Esta estrategia te permitirá crear marca y diferenciarte de la competencia.

Por el contrario, si tu producto es bastante único, o quieres competir por el SEO de un término genérico, utiliza un nombre de producto más descriptivo, sin «nombre propio», por así decir.

Escoger un término genérico descriptivo como nombre de producto facilitará –aunque no garantizará – que esa ficha de producto aparezca en los resultados de búsqueda de los usuarios que tengan interés en ese término.

Además, es una buena estrategia si tus energías están centradas en el trabajo de SEO, pero ten en cuenta que te diferenciarás menos y tendrás que competir con otras tiendas online que utilicen las mismas palabras clave.

2. Asegúrate de que la descripción del producto sea breve

La descripción del producto de forma breve y concisa es tu elemento de persuasión número dos.

Escríbela destacando no lo que tú o tu empresa considera más importante del producto, sino lo que vaya a convencer al usuario para pinchar en esa ficha o hacer scroll down y seguir leyendo e informándose sobre el producto.

La descripción breve tiene que ser, además, emocional y persuasiva. Y para escribirla tienes que meterte en la piel del usuario que puede estar buscando ese producto.

Por ejemplo, si vendes ropa online, en la descripción de tus productos debes pensar en cómo son tus clientes ideales.

Al menos en lo que se refiere a su estilo, edad y forma de ser.

Por lo tanto, es más interesante que expliques en una frase corta cómo ese producto es apropiado para un determinado tipo de personas.

Eso es mejor que centrarse en los materiales con los que se ha elaborado la prenda o en la calidad de los acabados.

3. Sigue una buena estructura en tus descripciones de producto

A veces cometemos el error de pensar que, al tratarse de una descripción de producto, no es necesario seguir una estructura a la hora de escribir.

Pero eso es un error: cualquier texto, por pequeño que sea, debe tener una estructura.

Es decir:

➡️ Una jerarquía que determine el orden en el que deben aparecer las ideas de mayor a menor importancia ⬅️

Una estructura que funciona bien, que se adapta a cualquier tipo de producto, y que incluso sirve como descripción para vender ropa, es la siguiente:

  • Empieza explicando qué es el producto y su USP (Unique Selling Point o Unique Selling Proposition): pero es mejor que no te enrolles. Lo adecuado es que digas qué es tu producto en una frase breve.
  • Prosigue detallando sus características principales: prestaciones, materiales, fabricación, colores, acabados, etc.
  • Si el producto tiene muchas características, agrúpalas por conceptos y detállalas dentro de cada concepto. Por ejemplo, esta ficha de las zapatillas ecológicas de la marca Basq sigue este patrón.
  • Termina contándonos cómo vamos a poder utilizar el producto: y qué es lo destacable o extraordinario que nos va a aportar.

Por otro lado, en la medida de lo posible evita expresiones publicitarias o promocionales difíciles de creer, que pueden hacer tambalear tu credibilidad. No utilices frases como:

  • «¡El mejor producto que podrás encontrar!»
  • «¡No encontrarás un precio mejor!»

Y también debes evitar la utilización sistemática de superlativos o adjetivos agasajadores.

Por ejemplo: en tu descripción del producto, en lugar de decir que un producto es «fabuloso» o «espectacular», es mejor que describas las características que lo hacen fabuloso o espectacular para convencer al usuario de ello con argumentos racionales, y que sea él el que diga:

  • «¡Vaya, este producto es fabuloso!»

Y, por supuesto, respeta siempre la ortografía y los signos de puntuación cuando escribas tu descripción de un producto.

4. Utiliza el nombre del producto como palabra clave

Un buen truco para mejorar la presencia en buscadores de tu producto es utilizar, al menos, 3 veces el nombre del producto en la descripción.

Pero no fuerces su aparición: es importante que utilices el nombre del producto de manera natural en el texto, sin que parezca forzado.

En mi opinión, la tienda de ropa online de Scalpers lo hace muy bien usando con mesura la palabra clave por la que quiere posicionar cada artículo.

En gran medida, en la elección del nombre de producto deberás tener en cuenta que también vas a tener que incluirlo en la descripción de producto.

Por lo tanto, si notas que el nombre de producto suena extraño al incluirlo en un texto más largo, es que no está bien seleccionado.

5. Evita el contenido duplicado en la descripción de un producto

Si tenemos varios productos iguales o muy parecidos —como es habitual en las tiendas de ropa, con prendas de distintas tallas y colores—, a veces es difícil describirlos de forma diferente.. Sin embargo, en la medida de lo posible, debes evitar utilizar exactamente las mismas palabras en más de una descripción.

Sé que en ocasiones es imposible, pero para cuando no lo sea, entrénate y esfuérzate en explicar las mismas cosas de distintas maneras, parafraseando las expresiones y utilizando sinónimos y palabras equivalentes.

Siempre ten presente que el contenido duplicado, incluso dentro de una misma web, ¡no gusta a Google!

Así que evita caer en este fácil pero muy dañino hábito.

Ejemplos de descripciones de productos exitosas

Una de las empresas en que podemos mirarnos como espejo a la hora de crear descripciones de productos brillantes es Laconium, que además usa Shopify para su tienda en línea.

Esta marca de productos de belleza convence en pocas frases sobre la efectividad de todo lo que vende, acercándose a ti, con la originalidad, el buen Copywriting y el lenguaje cotidiano:

Como puedes comprobar en sus originales descripciones, nos transporta a la situación real e ideal en la que podemos estar usando sus productos.

Al recrear esto, despierta en el usuario las ganas de tenerlo. De tenerlo ya. Ahora mismo 😉

Extraído de nota publicada por Shopify del 22-11-2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *