Perú Libre y Juntos por el Perú: Las razones del fracaso electoral de los partidos aliados al Gobierno

Antes de que se conozca de manera oficial a los nuevos gobernadores regionales del periodo 2023-2026, los resultados quedaron claros para Perú Libre desde el conteo rápido de Ipsos Apoyo: no ha conseguido colocar ningún gobernador en las regiones donde presentó candidatos.

El partido que llevó a la presidencia a Pedro Castillo Terrones, con el voto mayoritario en 16 de las 25 regiones del país, y logró 37 curules en el Congreso convirtiéndose así en la principal fuerza política del Parlamento, no ganó gobernaciones en Arequipa, Cusco, Lambayeque, Lima, Loreto, Madre de Dios, Moquegua, Pasco, Piura, Puno, Tacna, Tumbes y Ucayali.

En Junín, donde fue fundado este partido, la lista completa de candidatos (gobernador, vicegobernador y consejeros regionales) fue declarada improcedente; mientras que en Huánuco y La Libertad participaron sus candidatos a consejeros ya que sus postulantes a gobernadores y vicegobernadores también figuran como improcedentes.

Entre los factores que explican estos resultados, el analista político Paulo Vilca Arpasi señala que el partido optó por elegir como postulantes a militantes que no eran muy conocidos y que están vinculados a partidos de la vieja izquierda. Ninguno de ellos figura entre los virtuales ganadores ni logró ubicarse entre los primeros lugares. 

Desgaste político

El mal desempeño de Perú Libre en este proceso electoral se debe también al desgaste político que sufrió como partido de gobierno. “La propia performance del partido lo ha desprestigiado rápidamente, la bancada también se redujo, lo que habla de una organización débil que no puede garantizar la lealtad de sus participantes”, indicó Vilca Arpasi a OjoPúblico

El factor Pedro Castillo también explica la derrota de Perú Libre en las regiones. Según la analista Paula Muñoz Chirinos, los resultados de estos comicios demuestran que los votantes de las regiones eligieron al personaje de Pedro Castillo y no al partido en las pasadas elecciones presidenciales. “Se parece a lo que pasó con Gana Perú y Ollanta Humala o incluso al Apra cuando Alan García dejó de postular en las elecciones presidenciales”, refirió. 


«LOS VOTANTES DE LAS REGIONES ELIGIERON A PEDRO CASTILLO Y NO A PERÚ LIBRE EN LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES.«

Aunque diversos analistas han resaltado que Perú Libre no supo canalizar el apoyo que Pedro Castillo obtuvo desde las regiones en los comicios presidenciales del 2021, lo cierto es que esta victoria ha tenido un impacto negativo en la organización. “En Perú Libre no pensaban ganar las elecciones presidenciales y eso tuvo un impacto interno. No había plan de gobierno para los primeros 100 días, no tenían cuadros y afrontaron una campaña mediática de las fuerzas perdedoras. Esto terminó por fracturar el partido”, sostuvo el analista político y docente de la Universidad Nacional del Centro del Perú, Teódulo Lázaro Aquino.  

Lázaro Aquino quien ha estudiado a Perú Libre como movimiento regional y luego como partido, explicó que, aunque a nivel regional logró establecer distintas bases en provincias y distritos, no logró el mismo éxito cuando se volvió partido. Esto muestra que en las elecciones presidenciales se valió de la organización magisterial que tenía como líder a Pedro Castillo, pero una vez que el presidente dejó el partido, el apoyo de este sector a Perú Libre también desapareció.  

Si bien Perú Libre no ha conseguido resultados favorables a nivel de gobiernos regionales, Paula Muñoz advierte que se deben esperar los resultados en los municipios provinciales y distritales para confirmar si la organización política perdió fuerza política a nivel nacional.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *