China califica de «intimidación» impedimento de EE.UU. para compra de chips de fabricación norteamericana

El gobierno de China acusó a EE.UU. de «obstaculizar gravemente» los intercambios económicos y comerciales normales entre ambos países. La decisión norteamericana limitará la capacidad del país asiático para fabricar sistemas militares avanzados.

El Ministerio de Comercio de China calificó hoy de «intimidación» la reciente decisión del Departamento de Comercio de Estados Unidos (EE.UU.) de impedir a las empresas o individuos chinos comprar algunos semiconductores y materiales de fabricación estadounidense.

La acción del país norteamericano «viola el espíritu de cooperación» entre ambos países y «perjudica los intereses legítimos de las empresas chinas y estadounidenses», señala un comunicado publicado en la página web de dicha cartera comercial.

Protesta internacional

El país asiático acusó a EE.UU. de «obstaculizar gravemente» los intercambios económicos y comerciales normales entre las dos potencias, «socavar las reglas del mercado y el o rden económico y comercial internacional» y «poner en riesgo la estabilidad de las cadenas de suministro industriales».

Asimismo, el ministerio instó a Washington a «detener de inmediato sus irregularidades y brindar un trato justo a las empresas de todo el mundo, incluidas las empresas chinas».

La iniciativa estadounidense, anunciada el pasado 7 de octubre, impedirá a compañías o individuos chinos acceder a microchips o componentes fabricados en EE.UU., lo que limitará su capacidad para fabricar piezas necesarias para el funcionamiento de superordenadores o sistemas militares avanzados.

Según las nuevas reglas, cualquier compañía extranjera que proporcione este tipo de materiales fabricados en Estados Unidos a empresas o individuos chinos podría ser incluida a su vez en la lista de entidades sancionadas del Departamento de Comercio norteamericano.

Ante la guerra comercial abierta con Washington desde marzo de 2018 y las crecientes tensiones diplomáticas, Pekín ha anunciado diversas medidas y planes para impulsar la industria nacional de los semiconductores, en la que sigue dependiendo de fabricantes exteriores.

Medidas anunciadas

La medida, fuertemente rumoreada durante la última semana en algunos medios estadounidenses, es similar a las restricciones impuestas a la compañía china Huawei por la Administración del anterior presidente estadounidense, Donald Trump (2017-2021).

«El Partido Comunista Chino ha dedicado una gran cantidad de recursos a desarrollar capacidades de computación avanzada y planea convertirse en un líder en Inteligencia Artificial para 2030», avisó la subsecretaria para la Administración de Exportaciones del Departamento de Comercio, Thea Rozman, en un comunicado.

Rozman detalló que estos avances tecnológicos están sirviendo para espiar a los propios ciudadanos chinos y para desarrollar tecnología militar avanzada.

El anuncio de restricciones se produce pocas semanas después de que el Congreso estadounidense aprobara una ley para estimular la producción de microchips en Estados Unidos.

El jueves, IBM anunció planes para invertir 20.000 millones de dólares en el estado de Nueva York durante los próximos 10 años, un proyecto respaldado directamente por el presidente estadounidense, Joe Biden, que lo presentó como un ejemplo de los resultados que ya ofrece su plan para fomentar la fabricación de microprocesadores y otros productos clave en suelo nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *